Raúl Taleb: “Murió un ídolo, pero nace una leyenda”

En el programa “La Radio Con Vos” (FM Futura), dialogaron con Raúl Taleb, ex embajador argentino en Cuba. El diamantino contó algunas vivencias y anécdotas que tuvo con Diego Armando Maradona en la estadía de recuperación del astro futbolístico en 2004.

En el transcurso del año 2004, Diego Maradona se traslada a Cuba para realizar su tratamiento en la clínica “Las Praderas”. Taleb, lo recibió y tuvo que intervenir como embajador debido a unos problemas judiciales, a partir de allí pudo mantener una relación con el ídolo del futbol.

“Lo fui a recibir al aeropuerto (en La Habana), no estaba de muy buen humor, estaban todos los canales top de EE.UU y el mundo. Me dijo que no iba hacer declaraciones, entramos directamente al salón vip, y yo tuve que salir a dar la mala noticia de que Maradona por el momento no iba hacer declaraciones. Entré y nos pusimos a charlar un poco de fútbol, se dio cuenta de que hablábamos el mismo idioma y entramos en confianza enseguida y luego lo acompañe a Las Praderas, que era el lugar de internación”. Contó el ex embajador.

Además, comentó que a los días lo llamaron desde el instituto para pedirle que lo visitara dos o tres veces por semana porque estaba absolutamente solo, no había ido ningún familiar, la mujer, las hijas, los padres y las hermanas no estaban. “Yo lo acompañe con mucho gusto, las charlas eran amables y luego se convirtió en algo rutinario. Tiempo después los embajadores me pedían para conocerlo y le empecé a llevar embajadores para que lo visiten, y ahí me di cuenta de que Diego nos vendía un personaje, en la charla con los embajadores hablaba de igual a igual y tenía un conocimiento profundo y perfecto de la geopolítica mundial, del momento que vivía el mundo en esa momento, debatía sobre el rol del capitalismo, tenía una preparación intelectual sorprendente”. Mencionó Taleb.

“Por Fidel (Castro), además de una relación política, tenía una relación de afecto, él me confesó que sentía por Fidel Castro la misma sensación que sentía por su padre, para Diego, Fidel era su segundo padre. Fidel por Diego también tenía un aprecio muy grande”, recalcó el licenciado.
Finalmente remarcó que gracias a Maradona la Argentina es conocida mundialmente. “Murió un ídolo, pero nace una leyenda y las leyendas nacen cuando los ídolos mueren jóvenes”, enfatizó Raúl Taleb.

Escucha la nota con Raúl Taleb.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *