El mundo del fútbol está de luto: falleció Diego Armando Maradona

Sufrió un paro cardiorrespiratorio en la casa de Tigre en la que se había instalado tras su operación en la cabeza.

El campeón del mundo con la selección argentina​ se descompensó en la mañana de este miércoles en la casa del barrio San Andrés, en el partido bonaerense de Tigre, donde vivía desde hacía algunos días luego de haber sido operado de la cabeza. El 30 de octubre había cumplido 60 años.

Aquel gurí de Villa Fiorito que desde Cebollitas llegó a tocar el cielo con las manos, hoy nos deja pero no se va, quedará siempre en la memoria de todos porque dejó a la Argentina en lo más alto. Nunca se olvidará el Mundial 1986 y ese partido a los ingleses que con sus goles les brindó una caricia al alma de cada argentino.

Amado y odiado a la vez, pero sin dudas es, fue, y será un embajador, un emblema de nuestro país. Para muchos el Dios del fútbol, y ¿Qué es Dios? Y Jesús dijo: “Me voy, de tácticas ya no hablo. Pero un consejo les doy la pelota siembre al diez, que ocurrirá otro milagro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *